En la actualidad ya se ha demostrado en diferentes disciplinas científicas lo que afirmaba la sabiduría antigua y los avatares como Buda “Como un hombre piensa así es su vida”, “Somos el resultado de lo que hemos estado pensando y seremos aquello que estemos pensando ahora.”

Nuestros pensamientos dominantes y nuestro enfoque generan emociones dominantes, una vibración dominante que es responsable de lo que se manifiesta en nuestra experiencia. Ciclo pensar-sentir-pensar-sentir, que determina nuestra “realidad”.

Lo que mantienes en tu mente con energía y firmeza y lo sientes, tenderá a ser manifestado en tu realidad. Lo atraerás.

Lo que verdaderamente tiene un efecto en nuestra “realidad” es nuestra “consciencia de ser”, es decir, lo que verdaderamente creemos ser, lo que nuestro subconsciente acepta como una verdad irrefutable.

Por tanto, si nuestra vida mental es más de un 90% subconsciente, debemos aprender a trabajar, comprender y dirigir conscientemente nuestro subconsciente, de lo contrario, viviremos dentro de unos límites sumamente estrechos.

Como afirmó Carl Jung “Hasta que el inconsciente no se haga consciente, éste seguirá dirigiendo tu vida y tú le llamarás destino”. No existe el azar, ni la suerte o mala suerte, únicamente aquello que “somos” y lo que somos es lo que creemos y aceptamos de manera subconsciente. Detectar qué creencias te están bloqueando y limitando es probablemente la tarea más importante a la que puedes dedicar tu tiempo. Tus pensamientos dominantes se convierten en creencias, y éstas se expresan en el mundo material, dando lugar a tus resultados en relaciones, finanzas, salud…

Actualmente y desde hace años, el epicentro de mi trabajo está centrado en elevar los niveles de conciencia, reprogramando el Sistema Operativo Mental, obteniendo por tanto nuevos y mejores resultados en cualquier área vital. Pero para ello, es preciso aceptar la premisa de “Como es adentro es afuera”; imagina que te miras en el espejo y ves algún rasgo que no te gusta, seguro que no romperás el espejo para modificar tu rostro, de igual manera el mundo es un gran espejo que proyecta nuestros estados de conciencia. Nada tiene que ver con quién eres, qué posees, qué sabes… sino qué proyectas de forma consistente.

Dani Gordaliza

Cuando se comprende esta Psicología Constructivista: “El sujeto es activo con su realidad interna y también externa”. Una vez que tu mapa se actualiza ya no se puede volver a la vieja forma de pensar.

Deja de preguntarte si “esto o aquello” es verdadero o falso, sino SI TE ES ÚTIL O NO.

Una estrategia para “actualizar” tu mapa es SER CONSCIENTE DE CÓMO TE HABLAS A TI MISMO. No respondemos al mundo externo sino a nuestro MAPA.

No es lo que ocurre sino el SIGNIFICADO que le damos lo que marca toda la diferencia.

  • Lenguaje incapacitador
  • Enfoque en los “fracasos del pasado”
  • Fisiología sin energía

“RESPONDO A MI MAPA INTERNO. CUANDO MODIFICO MI MAPA CAMBIO.”

En el próximo artículo compartiré contigo 2 métodos infalibles para comenzar a modificar tu mapa interno, y a comenzar a influir en tu sistema de creencias y tu subconsciente de forma determinante.

También te informaré de los próximos eventos a los que podrás asistir y aprender mucho más sobre ti y cómo desarrollar tu potencial.

Hasta pronto, y recuerda que lo más importante en este momento es que te sientas bien!!