En mi último artículo compartí contigo el método para cambiar un estado emocional negativo al instante, mediante un cambio en tu fisiología, es decir, en tu postura corporal. Dado que el núcleo de la aptitud emocional se basa en tres elementos:

  1. FISIOLOGÍA
  2. ENFOQUE
  3. LENGUAJE

Voy a compartir contigo en este artículo, cómo con el enfoque correcto puedes mejorar rápidamente tu estado emocional, y si además añades la técnica de la fisiología, te garantizo que no solo tendrás un resultado casi inmediato, sino que además con la práctica accederás a estados emocionales infinitamente más deseables, que te conducirán a tomar mejores decisiones, mejores comportamientos y actuaciones y por ende a mejores resultados. (Si no recibiste el artículo: “modifica tu estado emocional al instante” sigue el enlace.

ENFOQUE:

“Si te enfocas en algo lo sentirás. Si te enfocas en algo mucho tiempo lo vivirás.” Tony Robbins

Tu enfoque determina tu realidad, pero el enfoque no es la realidad, únicamente es tu realidad, el significado que le das a los acontecimientos.

Tal y como reza el dicho budista: “Tu vida es un 10% lo que te ocurre y un 90% cómo reaccionas”.

Por tanto: ENFOQUE +SIGNIFICADO = EMOCIONES

Tu enfoque determina si la “realidad” que percibes está o no alineada contigo, con tus valores, objetivos… Por tanto, la clave consiste en REENFOCAR SIEMPRE HACIA LO QUE EN REALIDAD QUIERES Y NO LO QUE DESEAS EVITAR O LO QUE TE RESULTA DESAGRADABLE.

Desarrollar un patrón de enfoque constante hacia la solución debe ser una estrategia permanente, un hábito de vida.

Un cambio de enfoque no cambia la realidad al instante, pero orienta hacia el ingenio y la creatividad para resolver situaciones. Convierte el “problema u obstáculo” en un objetivo, y la actitud mental cambia, se accede a mejores emociones y por tanto se toman mejores decisiones que indefectiblemente conducen a la solución o soluciones.

La estrategia más potente para controlar el enfoque es mediante el uso de mejores preguntas, enfocadas hacia tus metas, hacia la solución, en lugar de describir la indeseable situación, que genera indefensión, una emoción de muy baja vibración que te sitúa en el papel de víctima y ya sabes cómo acaba eso…

Si deseas mejores resultados, debes pensar fuera de la “caja”, es decir, diferente a cómo has venido haciéndolo. ¿Cómo? Te preguntarás, y la respuesta es haciendo mejores preguntas, preguntas expansivas en lugar de tus habituales preguntas limitantes. Esas preguntas habituales y limitantes han estado generando y siguen generando tus respuestas habituales que desembocan en tus hábitos y resultados, recurrentes, por supuesto.

“Si deseas obtener resultados diferentes, deja de hacer siempre lo mismo”. Albert Einstein

Las personas que tienen éxito, en cualquier área vital, hacen mejores preguntas, tienen mejores respuestas y por ende mejores resultados.

Imagina un suculento “hot dog” con queso fundido, cebolla crujiente y mostaza, o en una enorme hamburguesa con bacon y huevo…

Ej. Preguntas Limitadoras: ¿Me gustará o no? ¿Me lo como o no? ¿Me lo permito o no?

Ej. Preguntas Poderosas: ¿Es saludable o no? ¿Me va a tapar o a limpiar? ¿Cuál será mi nivel de energía al comerlo?

 

Claves para el control del enfoque mediante Preguntas:

  1. Descubre tus preguntas habituales de las que solo eres consciente de las respuestas.
  2. Formula nuevas preguntas de forma sistemática. Lo más importante no es identificar qué haces mal y hacerlo bien, no hay bien ni mal, sino alineado o no con tus objetivos y valores.
  3. Estas nuevas preguntas deben convertirse en un hábito permanente y consistente.

 

Ejercicio:

¿Qué preguntas te haces habitualmente sobre tu Salud o Físico?

¿Qué preguntas te haces habitualmente sobre tus Finanzas?

¿Qué preguntas te haces habitualmente sobre tus Relaciones?

¿Cuál sería una mejor pregunta sobre tus Relaciones?

¿Cuál sería una mejor pregunta sobre tu Salud, Finanzas? Busca siempre ofrecer varias preguntas y mejores.

No son solo las preguntas que haces las que determinan tu destino sino también aquellas que no haces.

 

Mejores Preguntas>>Mejores Respuestas>>Mejores Decisiones>>Mejores Resultados

 

Ejemplos de Preguntas Poderosas:

La próxima vez que te encuentres discutiendo con tu pareja, hijos, compañeros, amigos o con quien sea, pregúntate y responde mentalmente:

¿Yo realmente que deseo, tener la razón o ser feliz?

Seguro que tus emociones, decisiones y actos serán muy diferentes que haberte preguntado todas esas preguntas internas y limitantes que te has hecho hasta hoy en esas situaciones.

Muy pronto próximo artículo sobre el LENGUAJE y nuevas técnicas de máximo rendimiento.

Gracias de nuevo y feliz día.

Dani Gordaliza